luly

Me llamo Luly, tengo diez años y paso a sexto grado. Soy de Bahia Blanca pero hace más o menos un año me mudé con mi familia a Buenos Aires. Mis papás se separaron así que tengo dos casas. Papá es fotógrafo, mamá es periodista, mi hermano Agustín tiene 14, mi hermana Paula tiene 18 y es insoportable, y está el Gato Combotas, así todo junto y con m, porque antes de la b larga va una m, es regla ortográfica.

6.4.06

hola, voy a escribir esto porque me llegaron muchos mails preguntando por que no escribí más y les cuento que mi mamá no me dejó porque me dijeron cosas feas y que ella iba a leer todo. Si ella lee todo yo no quiero escribir, entonces ahora tengo un diario que es un cuaderno con llave que no lo ve nadie. Y listo, porque aparte ella tiene razón, me dijeron cosas muy feas y me puse triste.
Chauuuu
luly.
Igual los que quieren pueden escribir mails.

13.2.06

Hola!!!!
El sábado fui a un barco de unos amigos de mamá. No vino ninguno de mis hermanos pero saben quién vino? Manoloooooooo. Ayy es re lindo. Fuimos re lejos hasta el río Paraná y ahí tiraron el ancla y comimos y nos quedamos toda la tarde. Yo pensé que para tirar el ancla todos los hombres del barco iban a agarrarla y tirarla. Yo no sabía que era una cosa electrónica. El amigo de mi mamá que manejaba el barco apretó un botón para tirar el ancla y listo! nos quedamos ahí aunque el barco se movía un poco.
Otra cosa que me sorprendió es que el barco de afuera parece algo chico y adentro caben un montón de personas. Hasta hay seis camas, dos baños, una cocina y un living. Le pregunté a mamá si la gente puede vivir en el barco y me dijo que sí. Qué raro vivir en un barco. Debe ser re divertido.
También aprendí lo que es "a babor" y "a estribor". No es algo tan fácil. O sí. En realidad es más fácil de lo que pensaba. Mucho más fácil que "izquierda" o "derecha", que yo a veces me confundo. A babor es siempre la izquierda, si el barco está mirando adelante, es la izquierda del barco. Pero siempre es así. Mire para un lado o para otro. "a estribor" es lo contrario. Siempre es la derecha del barco.
Después de comer, el papá de Manolo nos enseñó a pescar. Es divertido! Es aburrido también. O sea, es divertido un ratito, después esperando me aburro. A Manolo le gustó más que a mí. Cuando se cansó de pescar me preguntó si nos queríamos tirar al agua. Yo al principio no quería porque el río estaba marrón. Pero me dijeron que ese es el color no porque ahí esté contaminado. Parece que ahí no estaba contaminado. Le pregunté a mamá y me dejó así que me tiré. Nadamos los dos. Re lindo. Yo ya sé nadar. Y él también. Jugamos con los salvavidas y aunque no pasó nada nos re miramos y fue lindo.
Después de tomarl a merienda volvimos y lo más lindo de todo fue que adelante estaba el sol y atrás estaba la luna. Nunca vi las dos cosas al mismo tiempo. Me re gustó.
Me dijo mamá que esta semana vamos a ir al cine con Manolo. Tengo ganas de verlo otra vez ya!!!!
Bueno
chauuuuuuuuuuuuuu

2.2.06

Tengo una re mala noticia. Al final no me fui de vacaciones otra vez porque mamá tiene un trabajo nuevo que le gusta mucho y que necesita, porque dice que papá no le pasa mucha plata, entonces no nos pudimos ir. Ahora trabaja en un diario todos los días. Pero me pidió que no diga su nombre en el blog. Estoy enojada porque no me fui de vacaciones y porque mamá ahora me dice lo que puedo decir y lo que no. Lo único bueno es que Manolo está ahora en febrero acá en Buenos Aires y que quizás lo puedo ver o nos llamamos. Lo que pasa es que él piensa que yo me fui y no sé si decirle que me quedé. Yo tengo mail pero él no. O no lo sé. Quiero hablar con Manolo y no sé cómo hacer para que se entere que yo estoy acá. Paula siempre dice que las mujeres no tenemos que hacer las cosas pero que tenemos que dejar todo listo para que ellos las hagan. Así lo dice con esas palabras. Todo listo dice. A veces no sé qué quiere decir con eso pero me parece que yo ahora tendría que hacer que Manolo se entere que estoy acá para que me llame él.
No sé qué más contar. Me volví a pelear con mamá porque como ahora nos quedamos quizo convencerme de que vaya a la colonia. Ella se va todo el día y mi papá todavía está en Bahía Blanca. Entonces le da cosa que nos quedemos con Agustín todo el día acá. Igual viene la chica que limpia y yo miro tele leo y esas cosas. No sé como pero el día se pasa y no necesito ir a la colonia. Eso le dije a mi mamá.
Bueno voy a tratar de escribir más. Encima ahora me quedo en casa. Lo que pasa es que esos comentarios.. no sé. No me gustan mucho. Igual no me importan.
Bueno
chauuuu
estoy un poco de mal humor
vieron?

24.1.06

Uy que lío que se armó! Lo bueno es que tengo un montón de comentarios, más que nunca!!!!!!! Lo malo es que mamá leyó todo y me dijo que no sabe si quiere que siga en el blog. Leyó todo leyó todo, es que leyó lo de María Puaj y se armó una con papá que ni les cuento. Ahora mamá va a leer el blog siempre porque quiere ver qué dicen los que leen. Me dijo que si no puede leer el blog no me lo deja seguir. Así que no sé. Escribo y sé que lee, pero muchas veces no me dice nada, o muchas veces se olvida. La verdad la verdad es que pensé en hacer otro blog pero no sé, no importa. Es raro que mamá lea. Y al que decía que no sé qué porque si la amiga de mi mamá leía ella también, no es verdad, porque la amiga de mamá es como una tía para mí y sabe guardar mis secretos. Los de mi papá no sé, y me parece que le contó lo de María Puaj a mamá y que después ella leyó el blog.
Un lío tremendo.
Lo que me re divirtió es lo que me preguntó Ignacio, eso de las palabras de bahía.
No me importa si me creen o no, pero voy a jugar.

cinta scotch se dice celopin
jugar a la mancha es jugar a la tuba
las carasucias son unas facturas que acá en buenos aires les dicen tortitas negras.
el líquido ese para limpiar que le dicen lavandina en bahía le dicen agua lejía
y eso de los fichines qué es, los videojuegos? fichines sí me parece que es otra época, jejeje, no sé, en bahía les decimos maquinitas, vamos a las maquinitas.

en febrero me voy al sur con mi mamá y mis hermanos, pero todavía falta como una semana. ahora que estoy en buenos aires otra vez voy a tratar de escribir más y no me importa lo que digan.

chauuuuuuuuuuu
luly

16.1.06

Ya volví. El sábado. Ahora estoy con mamá y papá se quedó en Bahía. Volví en micro con Agustín y mamá nos esperó en Retiro. Por suerte él se puso el discman y no me molestó. Yo tenía unas revistas y después me dormí. No se me hizo largo el viaje. En Bahía la pasé re bien. Estuve con mis amigas de antes, y mucho con Mimí. Un día papá nos hizo ir a cenar con María Puaj. Yo no quería ir pero papá nos obligó. Yo le pregunté si es la novia, ahí en la mesa le pregunté, y él me dijo que no se hacen esas preguntas. ¿Por qué no se hacen? Si es la novia es la novia y sino no. Ella dijo que yo soy simpática. Yo eso ya lo sé. Así que cambiaron de tema y al final no me dijeron nada. A mí no me gusta María Puaj y no me da vergüenza que lo sepa. Después papá me dijo que no puedo preguntar esas cosas porque son asuntos privados. Así dijo, asuntos privados. Yo no supe que contestarle y me fui al baño.
Pero eso fue lo único feo. Todo el resto estuvo bien.
Extrañé mucho al Gato Combotas que está re lindo como siempre. Llegué y le hice muchos mimos y mamá lo dejó dormir en mi pieza conmigo. A mamá la extrañé pero no tanto. Y pensé un montón en Manolo pero ahora él está de vacaciones.
Ahora veo el blog y lo que dice la gente y se ponen a decir si yo soy una nena o no. A mí me da lo mismo. Ojalá me crean y si no me creen no me importa. Como tengo hermanos muy grandes y leo mucho a veces piensan que parezco más grande, pero es por eso. Siempre pasa así. Mamá dice que sé escribir porque leo. En matemáticas me va re mal, porque no me gusta y no entiendo nada, pero Lengua sí me gusta. Por eso sé poner las comas y los puntos. En los dictados y en las pruebas de lengua siempre me saco sobresaliente o distinguido. En matemática como mucho me saco bueno o muy bueno.
Con mamá nos vamos en febrero. Yo quiero ir a Uruguay pero ella dijo que fuimos el año pasado. Así que puede ser que me lleve a conocer Mendoza. Dicen que es lindo.

5.1.06

Hola!!! Estoy en Bahía! Acá no puedo escribir mucho porque no tengo compu. Ahora sí porque estoy en la casa de mi amiga Mimí y ella tiene. Me quedé a dormir y ella todavía duerme. Yo me levanté temprano y la mamá me dijo si quería usar la compu y yo le dije que sí. Siempre me pasa que cuando duermo en la casa de una amiga me levanto temprano por eso no me gusta mucho quedarme, porque a veces me da vergüenza levantarme. Acá no, porque con Mimí y su mamá hay mucha confianza. Mimí es como una prima.
Llegamos el sábado y pasamos año nuevo con unos amigos de toda la vida. Estuvo lindo y después vimos muchos fuegos artificiales. El domingo me metí en la pelopincho de Mimí.
Estamos en la casa de un amigo de papá que como se fue de vacaciones nos la prestó. La casa es linda y por suerte hay una pieza para mí y otra para Agustín.Yo no quería dormir con él!! Mañana llega Paula.
Por suerte a María Puaj no la vimos. No sé si papá la vio, a mí no me importa eso, pero yo no quiero verla ni que me hable de ella.
Parece que la semana que viene nos vamos a la playa, a Monte Hermoso.
Me escribió una chica Mariela que lee el blog. Hola Mariela, acabo de leer tu mail. También dejó un comentario. Es raro esto de hacerse amigos por blog. No sabía que podía pasar. Si querés mandame tus dibujos, aunque no veo mucho mail ni pueda escribir tanto.
Bueno, no sé qué más decir. Voy a despertar a Mimí... chauuuuuuuuu, feliz año nuevoooo,
Luly.

29.12.05

Le conté a Paula del mail que vi en la computadora de papá. Creo que no supo que decirme y me dijo que no me preocupe pero le molestó un poco. Igual me dijo que lo mejor era no decir nada para que mamá no se ponga mal. Después yo me enteré que Paula estuvo con papá así que quizás le dijo algo, o hablaron de eso, no sé, pero me parece que sí porque papá vino y me dijo que él tiene una amiga en Bahía pero que no es una novia y que cuando los papás se separan es casi seguro que después de un tiempo pueden estar con otras personas. Le pregunté si él o mamá iban a vivir con otras personas y me dijo que por ahora no, pero que en algún momento puede ser que sí. A mí eso no me gustó. En un momento vivo en Bahía. En otro momento nos mudamos a Buenos Aires. En otro momento papá se va de casa y ahora voy a tener que soportar que venga gente extraña a vivir con nosotros...! La verdad que no quiero.
Encima fue navidad. Nosotros somos judíos así que no es muy importante para nosotros. Me quedé con mamá y vino una amiga de ella que también es separada y tiene dos hijos, Julián y Laura. Julián tiene 12 y Laura 16. Comimos, nos dimos los regalitos (hay regalos pero no hay papá noel) y después Paula y Laura salieron con sus amigos. Yo me fui a dormir como a las dos de la mañana.
Lo de papá noel... no sé, yo no ando diciendo por ahí que no existe, pero es obvio, no sé, ni siquiera es como dios. A mí me enseñaron que dios no existe y casi todos creen que sí. Pero eso puede ser, no sé, no es tan seguro, porque aparte a Dios nadie lo ve. No entiendo cómo pueden creer que existe un papá noel que va ese día por todo el mundo dando regalos. Es un cuento. Los grandes no pueden decir que eso es verdad. Es cuento y listo.
Entonces hacemos arbolito, ponemos regalos y es divertido, porque es lindo hacerse regalos, pero nada de creer que vino a dejarlos papá noel. Eso me enseñaron y me parece lo mejor.
Mañana es viernes y me voy a Bahía. Voy dos semanas con papá y Agustín. Paula viene unos días la semana que viene. No sé si me quiero ir. A veces sí y a veces no.
Feliz año nuevooooo
Luly.
Voy a escribirles desde Bahía.

21.12.05

Quiero vivir en otro lado. No aguanto a mis papás. Ahora tengo dos casas pero no quiero vivir con ninguno. Los odio. Se pelean todo el tiempo y se dicen cosas horribles. Ayer mamá nos mandó a dormir a lo de papá porque tenía que salir y Paula volvía muy tarde. Cuando papá nos vino a buscar mamá le dijo que él nunca le da plata y que yo necesito ropa nueva. Siempre me meten en el medio. ¿Quién dijo que yo necesito ropa nueva? Dice mamá que con la plata que ella gana le alcanza para darnos de comer y nada más. Papá le dijo que tiene muchos gastos y mamá le dijo que si no le da más plata le va a hacer un juicio. Un juicio! Si mi mamá y mi papá se hacen juicios yo me voy, no se a dónde pero me voy.
Encima después fuimos a comer a la casa de papá y mientras cocinaba yo jugué con la compu y como él tenía los mails abiertos leí uno que le había mandado una chica de Bahía. Me di cuenta que era de Bahía porque decía que no se veían hace mucho y un montón de cosas que me hacen doler la panza. Era cortito y lo copié en una hoja, total papá estaba en la cocina y no me podía ver.
Decía así:
Hola Esteban,
la pasé muy bien la última vez que nos vimos, ojalá vos también. Espero que vuelvas pronto, esto de no verte por tanto tiempo se hace difícil... ¿Cuándo venís? ¿Cómo van las cosas con los chicos y Silvana? Espero que se solucionen tus temas y que podamos estar juntos lo antes posible,
te adora y te besa,
María
Puajjjjjjjjjjjjjjjjjjj. Se llama María. Qué nombre horrible. María es nada. No tiene ninguna gracia y encima es el nombre de la virgen. A mí no me gusta la virgen, ni dios ni nada, y no me gusta porque papá me enseñó que eso no existe, así que ahora espero que no cambie de opinión. Y le pregunta por mi mamá!!! Qué se mete. La odio a esa María. Y odio que mi papá se vaya a Bahía porque quiere decir que la va a ver. Ahora yo no sé si quiero ir de vacaciones a Bahía. Todo esto me hace doler la panza. No sé qué hacer. No sé si contarle a mamá. Puedo contarle a Paula. Tengo ganas de irme o de que todo sea como antes. Odio que mis papás no se quieran más y se peleen todo el tiempo y que mi papá tenga una María.
Todavía no le dije nada a nadie. No sé qué hacer. Ayer le dije a papá que no quería comer porque me dolía la panza. Y me fui a dormir sin comer. Él quiso leer conmigo y como yo no quería me preguntó qué me pasaba. Le dije que nada y me puse a llorar. Pero no le dije nada. Él comió con Agustín y yo me dormí. Odio a mi papá y a esa María con nombre de nada. Chau.

19.12.05

Pasó algo muy muy muy emocionante!!!!!!!! Yo estaba en la casa de mi papá y sonó el teléfono y como papá se estaba bañando atendí yo pero a mí nunca me llaman ahí porque nadie tiene el teléfono, pero atendí yo y era Manolo!!!!!!!!!! Yo no entendía nada porque para qué me llamó Manolo y cómo consiguió el teléfono de la casa nueva de mi papá? Qué emoción!!!!!!! Me dijo que llamó a mi casa y mi mamá le dio el teléfono. Yo no sabía qué decir porque él no me decía nada, no es que llamó para algo, como antes, para pedirme la tarea porque ahora estamos de vacaciones, me llamó así para hablar, como mi hermana que habla por teléfono por hablar o chatea, habla y chatea mil horas por día.
Entonces nos pusimos a hablar y le conté que me voy a Bahía Blanca la semana que viene, no ésta, la otra, después de navidad, con papá para pasar año nuevo y una parte de las vacaciones. Él me contó que se va a Uruguay quince días en enero y yo le conté que mamá también quiere que nos vayamos a Uruguay pero después. Entonces él dijo algo así como "qué lástima que después porque no nos vamos a ver". Dijo eso!!!!! Como que me quería ver!!!!!
Después empezamos a hablar de la gente del grado. Papá salió de bañarse y a mí me dio un poco de vergüenza, pero hablé bajito y no escuchó nada, porque se puso a cocinar. Era casi la una, y bueno, hablando así de la gente y de si nos gustaba alguien o no, yo dije que me gustaba alguien un poco pero que me daba vergüenza decirle. Entonces él dijo que también le gustaba alguien y que se lo quería decir pero que le daba vergüenza. Yo quería ser yo pero estaba casi segura que no, aunque por dentro me hacía cosquillitas la panza. Ayyy que emoción!!! Yo quería seguir hablando mucho y que la tarta de papá no se cocine nunca. Entonces yo le dije que lo mejor era si le decía a la chica, y listo. Le pregunté quién era pero no me quiso decir si yo no le decía. Estuvimos así un ratito hasta que me dijo "bueno, yo te digo quién es, digo el nombre y corto, porque me da vergüenza, y después te llamo otra vez". Entonces me hizo contar hasta tres y cuando llegué hasta tres dijo el nombre. Yo conté toda nerviosa, yo quería ser yo, pero si decía otro nombre..., entonces conté uno, dos, tres y él dijo: Luly. Dijo Luly!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Casi me muero. Y cortó. Cortó!! Dijo Luly y cortó!!!!!!! Yo no sabía qué hacer. Y sonó el teléfono y atendí y me preguntó de quién gustaba yo y yo me moría de vergüenza de decir que me gustaba él, ayyyy, pero le dije, porque él me lo dijo, le dije que le decía el nombre también. Y dije. Manolo. Y nos quedamos en silencio!!!!! Y me dijo que la mamá lo llamaba para comer y yo dije que también. Y cortamos. Cortamos!!!! Dijo que gusta de mí!!!! Papá terminó la tarta, despertó a Agustín y comimos los tres. Yo no quería decir nada pero papá se dio cuenta de que pasó algo porque me preguntó quién llamó que me puso tan contenta. Y yo le dije que llamó Estefi para contarme que tiene novio.

15.12.05

Ayer fui con mamá a comer a la casa de una amiga de ella porque Paula me gritó que se quería quedar sola y que no me iba a cuidar. Agustín se fue a dormir a la casa de un amigo así que yo fui con mamá. Me aburrí un poco pero miré tele y terminé un libro. Comí en la cocina porque no quería comer con los grandes y mamá me dejó. Después volvimos y no era muy tarde, eran más o menos las doce. Yo casi siempre duermo a esa hora pero en vacaciones no tanto. A veces nadie sabe y me despierto y uso la computadora.
Cuando volvimos a casa se armó. Resulta que Paula estaba en su pieza durmiendo con Federico, el novio. No estaban en la misma cama porque mamá no los deja. Paula sacó el colchón que está abajo de la cama de Agustín y lo llevó a su pieza. Yo no vi nada porque cuando llegamos y mamá los vio me mandó a los gritos a mi cuarto y como siempre me pierdo todo lo que pasa. Igual escuché un poco. Mamá le re gritó a Paula y para mí que ella se moría de vergüenza porque es re feo que te griten así. Cuando mamá me reta adelante de mis amigas me da mucha vergüenza y para mí que adelante de un novio es peor. Escuché que mamá le dijo que no le puede tener confianza y que eso no se hace porque ya lo habían hablado y que tenía que hablar con ella sin que Federico escuche. Así que Federico se tuvo que ir a la pieza de Agustín. Yo me di cuenta que estaban todos con la puerta cerrada y salí de mi pieza para escuchar mejor. Mamá le dijo a Paula que en casa no se puede dormir con los novios porque yo soy muy chica. Yo no sé por qué siempre me meten a mí. Mamá piensa que yo no entiendo nada y yo ya sé lo que es “coger” porque Agustín lo dice todo el tiempo, lo veo en la tele y una vez él me lo explicó. Mamá no habla de eso pero mejor, no quiero que me explique nada.
Paula le dijo a mamá que ahora que papá no vive en casa las cosas son distintas. No entendí por qué eso, pero después sí, porque Paula le dijo que si ella no puede traer a sus novios mamá tampoco va a poder traer a sus novios. Ahí mi hermana tiene razón para mí. Mamá no puede traer novios a casa. Yo todavía no vi a ninguno pero no puede. Paula dijo que si mamá trae novios ella también los va a traer. Mamá se puso más loca. Le gritó que era una maleducada y que nadie quiere que ella sea feliz. Así lo dijo: “en esta casa nadie quiere que yo sea feliz”. Yo no sé. Me parece que mi mamá y mi hermana están locas las dos y que yo tendría que vivir con papá y listo. Aunque mi casa me gusta y no me quiero ir. Así que no sé.
Después, encima de todo, mamá abrió la puerta y casi me agarra escuchando, pero por suerte me di cuenta y me fui rápido a mi pieza. Mamá vino a mi pieza y me dijo que en casa los que duermen juntos son los grandes, no los chicos. Yo no entendía qué quería decirme. Para mí Paula ya es grande, no sé, me parece eso, si tiene dieciocho... Le pregunté si Paula es grande y mamá me dijo que no empiece, así como dice siempre: “Luly no empieces...” Me dio un beso y se fue. Me dijo que me quede en la pieza. Después me dormí y hoy cuando me levanté desayunamos sin decir nada mamá, Paula, Federico y yo.

13.12.05

Ahora puedo escribir a la mañana porque ya estoy de vacaciones. Agustín duerme hasta el mediodía pero yo siempre me levanto más o menos a las nueve. Me aburro un poco en vacaciones pero no quiero ir a una colonia. Mamá me quiere mandar a la colonia para que no me aburra en diciembre pero yo le dije que no, ya soy grande para las colonias, paso a sexto. Espero que no me obligue. En realidad nunca me gustaron las colonias.
El viernes fue el acto y tuve que actuar. El acto fue sobre los inmigrantes. No sé por qué pero eligieron ese tema así que me disfracé de señora que venía de Europa con su marido. Tuve que actuar con un chico que es un tarado. Hacía chistes y se reía todo el tiempo. Casi se olvida la letra. Yo no. Yo la sabía toda de memoria. La ropa era marrón y tenía una valija. Parecía que era invierno, no sé por qué eligieron ese tema y esa ropa marrón si estamos en verano.
Manolo no actuaba. No quiso. Parece que es un tímido. ¿Será por tímido que no me dijo nada de la carta? Para mí que la leyó, pero no me dijo nada, aunque me habló un montón de otras cosas y me llamó como tres veces para pedirme cosas. Mi mamá y su mamá hablan bastante y escuché que dijeron algo de ir al cine, pero a mí me da un poco de vergüenza si vamos al cine con nuestras mamás. Para mí que él va a pensar que lo hice a propósito. Le voy a decir a mamá que no llame a la mamá de Manolo. Aunque si le digo me va a preguntar por qué y yo no le quiero decir que me gusta. Ahora que lo pienso puedo decirle que estamos peleados y listo.
Ahora creo que no lo voy a ver más a Manolo. Igual no quiero ir al cine. Ojalá que me llame. Para año nuevo me voy a Bahía con papá. Así que ya no voy a estar. Me quedo como quince días. Después me voy con mamá a otro lado. Es el primer año que voy a dos lugares distintos. Mamá dice que las de papá no son vacaciones de verdad porque nos lleva a Bahía, pero yo estoy contenta porque voy a poder ver a mis amigos.

9.12.05

Es re tarde. Me di cuenta que Agustín dejó de jugar a la compu y vine, total él la deja prendida. Creo que mamá duerme. Vine porque me di cuenta que algo que escribí ayer estaba mal, porque no me di cuenta que era feriado hoy y puse que terminaban las clases, pero por eso, porque no me di cuenta, en realidad terminan mañana y ahora estoy despierta porque no me puedo dormir, porque mañana actúo en el acto y estoy un poco nerviosa.... Tengo miedo de olvidarme la letra y esas cosas. Aparte va a estar Manolo y todavía no sé si leyó la carta.
No sé si copiar la carta porque tengo miedo que mamá o sus amigas la lean y me da vergüenza. Yo le pedí a mamá que no lea el blog y me dijo que si yo no quería no lo iba a leer. Yo le creo. Y me dijo que si yo quería leerle algo que le lea. Pero esto no se lo voy a leer.
La carta copiada queda re cortita porque a mano la letra es más grande entonces ocupa más lugar.
Bueno, la copio.

Hola Manolo. No sé si decirte quién soy pero te voy a decir. Soy Luly. Me da un poco de vergüenza escribirte pero bueno viste que yo tengo un diario y escribir cartas me gusta también. Quería decirte que me gusta mucho ser tu amiga y que estoy contenta porque hace poco llegué de Bahía y ya somos amigos. También te escribo una carta porque ya sé que Lorena, del A, te dijo que yo gustaba de vos y no quería que pienses cualquier cosa o que le hagas caso a ella. No quiero que dejemos de ser amigos si te dicen que gusto de vos. Aparte si gusto cuál es el problema. Para vos es un problema? Te gusta alguien del grado? Bueno no sé que más decir. Chau. Luly.

7.12.05

Como acá me dijeron que lo mejor que podía hacer era decirle a Manolo que yo gustaba de él, le escribí una carta y se la dejé en la mochila. Aproveché el recreo, él salió a jugar a la pelota y yo antes de salir le dejé la carta. Esto fue el viernes, no quise esperar al lunes, pero no me di cuenta que después venía el fin de semana y que no iba a saber si la leyó o no.
Encima me fui con papá a Bahía, sábado y domingo. Mamá no tenía muchas ganas de que yo me vaya. Me lo dijo. Quería que vayamos al cine o algo así. Pero papá me invitó a Bahía porque tenía que trabajar ahí y yo quise ir para ver a mis amigas de antes. Aparte quería irme con papá. Sin Agustín, ni Paula ni mamá. Viajamos el viernes a la noche y como fuimos en auto en un momento paramos y me explicó cosas del cielo. Las constelaciones, vimos la Cruz del Sur, y me mostró Tauro, que es mi signo. Yo no sé si las veía bien, creo que sí, pero ¿cómo estar tan segura? tambien puede ser que yo vea otra cosa. Pero bueno, me señaló Tauro, todos sus puntitos y creo que lo vi.
En Bahía estuve en la casa de mi amiga Mimí. Se llama así. En el documento dice Mimí. Es un poco raro, no? Hacía calor, así que pusimos la pelopincho con su mamá y jugamos toda la tarde en la pileta. Tomamos la leche y después vino papá. Nos quedamos a comer con Mimí y su mamá. Los papás de Mimí también están separados.
El domingo fui con papá que tenía que sacar fotos en una feria. Cuando acompaño a papá a trabajar yo le hago de secretaria, le tengo el bolso de la cámara o le paso los flashes. El ya me enseñó qué flash es para cada cosa, así que me pide uno y yo se lo doy sin equivocarme.
Y ayer volví a la escuela. Y Manolo faltó. Yo fui re nerviosa para ver si había visto la carta pero faltó. Igual a la tarde me llamó para pedirme la tarea. No me animé a preguntarle nada y él no dijo nada. Le pasé las cosas y cortamos. Hoy me saludó y lo mejor de todo es que en el recreo en vez de irse a jugar a la pelota vino al kiosco conmigo y hablamos un montón.
Mañana se terminan las clases y es el acto. En el verano no lo voy a ver.
La carta que le escribí a Manolo la tengo porque al principio me salió desprolija entonces la copié otra vez. No sé si ponerla acá. Aunque después puede ser que si no me da vergüenza la copie.
Chauuuuu

30.11.05

Hoy en el segundo recreo me peleé con una chica del A. Ya en el primer recreo me di cuenta que ella y sus amigas me miraban y secreteaban. Yo me fui con mis amigas y después entramos al aula. A mí me parece una tarada, es una creída y se cree linda pero no es linda. Lo que pasa es que a mí me gusta un chico, pero no me animo a decirle nada. Somos un poco amigos pero nada más. Y a ella le gusta el mismo. Para mí que está celosa porque yo vine hace poco de Bahía y ya nos hicimos amigos. Ella le anda encima todo el día, no la soporto. Parece que una amiga de ella le dijo que a mí me gustaba y ella me vino a decir que el chico era de ella. Así lo dijo, como en las novelas. Manolo es mío, dijo. Y yo le dije que no. No le dije que era mío pero le dije que no era suyo. Y ahí vino otra amiga de ella y empezaron a decirme que yo era una tonta y que ya iba a ver cómo Manolo es de ella.
Al principio no me importó. Pero ahora me importa un poco, porque fue feo que me digan todo eso.
Mamá me preguntó qué me pasa pero no quiero decirle nada. Espero que mañana no me molesten. Y que no le digan a Manolo que yo gusto de él. Si le dicen, yo voy a decir que no es así. Y listo.

28.11.05

Ayer fui a una quinta con mamá y Agustín. Paula no quiso venir porque dijo que tenía que estudiar pero después escuché que no estudió nada y salió con las amigas.
Como no había otros chicos en la quinta jugué con Agustín. Agarramos unos bichos y los abrimos. Al principio yo no quería porque me daba asco pero Agustín me empezó a molestar como siempre así que jugué, y me divertí bastante. Agarramos una mariposa. Yo no quería matarla, las mariposas son re lindas. Pero Agustín hizo algo, la ahogó o algo así y después empezó a romperle las alitas. Yo no quería mirar pero miraba.
Después fuimos a la orilla de un lago que estaba cerca y vimos renacuajos.
Era la quinta de una amiga de mamá. Mamá estuvo todo el tiempo hablando con un señor. Después le pregunté si el señor era su novio y dijo que no. Pero se rió un poco, entonces le pregunté si va a ser su novio y me dijo que cree que no. Ahí me di cuenta, por cómo me hablaba, que mamá sí quiere tener un novio. A mí me da un poco de impresión pero sé que cuando los papás se separan pueden tener novias y novios.
Tengo amigas que no quieren a los novios nuevos de las mamás. Yo sé que ninguno va a ser como papá y lo que espero es que si mamá tiene un novio no lo traiga a vivir a casa.
Y espero también que si todos tienen novio (mamá y paula, que ya tiene) yo también consiga uno, porque no quiero quedarme sola y mucho menos con Agustín.

24.11.05

Me duele mucho la panza. Mamá no está, Paula tampoco y Agustín tiene que estudiar por eso tengo la compu para mí. Me molesta que me duela la panza. Estaba contenta y ahora estoy triste. No pasó nada malo, papá y mamá no pelearon y en la escuela me saqué buenas notas. Pero me duele la panza y quiero que venga mamá porque Agustín no me cuida nada.
Creo que quiero vomitar. Quiero que vengan papá y mamá. Nunca vomité sola. Quizá no vomito. Papá me explicó una vez, cuando yo me fui de campamento entonces ellos no vinieron, que si me sentía mal de la panza, a la noche o algo así, me tenía que hacer caricias en el estómago, así despacito en forma de redondel.
Ahora voy a hacer eso. Voy a ir a la cama a leer un libro y a hacerme caricias en forma de redondel.
Ayer salí con papá y compramos juguetes para la casa de Guardia Vieja. Compramos unos libros, una muñeca y una generala. Me gusta jugar a la generala, me hace acordar a la playa. No compramos más cosas porque papá dijo que era fin de mes y que tenía muchos gastos. Después comimos en la casa nueva y me quedé a dormir. Fue un poco raro dormir en una casa nueva pero cuando nos vinimos a Buenos Aires fue más raro porque en la casa de Bahía había vivido más tiempo, y aparte ahora no es una mudanza, es que voy a dormir unas noches en mi casa y otras noches en la casa de papá.
Ahora no me duele tanto la panza, un poco sí. Igual me voy acostar.
Chauuuu a todos
luly

21.11.05

guardia vieja

hola a todos!!! hace mil que no escribo nada en el blog porque en la escuela me dan un montón de tarea y agustín está hecho un vago que juega a los jueguitos y nada más. Aunque también me pelea, porque si yo quiero usar la compu no me deja y eso no está bien.
mamá me contó que una amiga de ella leía este blog. qué raro yo nada más pensé lo que leían otros chicos pero parece que lo leen grandes, más por mamá que por mí.
papá se mudó a otro lugar pero por suerte acá en buenos aires, no en bahía. ahora tengo otra casa tambien. voy los fines de semana nada más y todavía no tiene muchos juguetes pero ya le vamos a ir poniendo. hay una pieza para mí, una de papá y otra para agustín o paula, porque igual nunca van los dos. ellos casi no van.
la casa queda en la calle guardia vieja, que es un nombre re raro, no sé qué será una guardia vieja, porque los guardias son varones, y me parece que son jóvenes. no?
bueno, agustín me está molestando. tengo que seguir con mi tarea.
escribí todo en minúsculas. no sé por qué. si siempre me cargan de que soy tan así como puntillosa de como se escribe, es que me gusta que quede bien, pero ahora me apura agustín y además me da un poco de fiaca.
chauuuu, dejen comentarios así me da ganas de seguir escribiendo.
luly

15.9.05

Papá no está

Mamá duerme. No sabe que me vine a escribir a la compu. Hice lo más despacito que podía así no se da cuenta, porque es tarde y me retaría mucho. Mamá está muy nerviosa.
Es porque papá no está. Desde que me dijo que se separan, papá habló con todos ese día en la cena y se fue a dormir a otro lado. Dicen que un hotel, pero no sé si es verdad. Papá no está, hace mucho no está, porque antes se fue a Bahía y aunque él no decía que se separaban no estaba en casa y eso es lo mismo. En estos días me vino a buscar a la escuela, y me trajo a casa o nos fuimos a comer. Pero a casa no sube y con mamá no habla. Mamá no dice nada pero se nota que está triste. Yo no sé qué hacer. No quiero elegir estar con uno. Los quiero a los dos.
Papá no está y lo extraño mucho. Cuando estaba, si yo no podía dormir él venía a leer un rato conmigo, porque se quedaba despierto hasta tarde y a mí eso me hacía sentir que nunca iba a pasarme nada. Ahora papá no está y tengo un poco de miedo.

12.9.05

Volvió Papá

Volvió papá. Ayer a la noche llegó y vino a darme un beso a la cama. Yo no entendía nada, porque duermo con un oso y en un momento pensé que era el oso, pero cómo iba a ser... Abrí los ojos y era papá. Casi me pongo a llorar de contenta. Nos dimos un abrazo bien fuerte y me dijo que me había extrañado. Menos mal, porque yo lo extrañé un montón. Yo quería que se quedara al lado mío hasta que pudiera dormir otra vez pero me quedé con las ganas. Ni se lo pedí porque no me animé, porque hace un tiempo, el verano pasado, hablamos de que ya era grande y que tenía que dormirme sola, sin que papá o mamá se quedaran conmigo. Como a mí me gusta ser grande no me animé a decirle que se quede, aunque la verdad es que me moría de ganas.
Igual me dormí contenta porque dijo que hoy me iba a pasar a buscar por la escuela así almorzábamos juntos y que si estaba lindo (estos días están re lindos!!) me iba a llevar a comer sandwiches al jardín botánico, un jardín o parque, no sé, que todavía yo no conocía.
Así que hoy, hace un rato, papá pasó a buscarme por la escuela, y como el sol está radiante compramos dos sandwiches de milanesa, una coca y un agua y nos fuimos al jardín botánico, que no sé por qué se llama así, si es un parque, no un jardín. Papá me explicó que la botánica es la ciencia natural que estudia las plantas. Ahí sí está bien, porque es un parque que tiene plantas raras, aunque ninguna me llamó mucho la atención, quizás porque ni las miré.
Hay muchos gatos. Pero no cincuenta o cien. Para mí que hay más. Son infinitos los gatos del jardín botánico. Mientras comíamos se nos acercaban a pedir comida y yo quería darles pero no pude porque a papá no les gustaban, decía que son pulgosos.
Igual en un momento me olvidé de los gatos, de las plantas y hasta del sol. Yo estaba contenta. Era raro que papá me busque en la escuela pero a mí me gustó la idea.. Lo que pasó es que en un momento me lo dijo. Era como yo sospechaba. Papá dijo papá y mamá nos vamos a separar. Yo dejé de comer y me quedé mirándolo sin decir nada. Él me miró y creo que tampoco supo qué más decir. Después yo miré a un gato y al piso. Papá dijo no te preocupes, nos vamos a seguir viendo. Qué tontos son los grandes. Nunca pensé que no iba a ver más a papá. A veces parece que no saben qué decir y entonces dicen cualquier cosa.
Aunque él no quería yo le di comida al gato. Yo no quería que se separen y se separan, así que yo le dí comida al gato y no me importó. Igual no me retó ni dijo nada. Yo quería preguntarle cosas pero no sabía por dónde empezar. Creo que quería llorar pero no me salía. ¿Qué quiere decir que se van a separar? Pero no se lo pregunté, no me salió. Lo pienso ahora. Ya sé que lo voy a ver a papá y creo que mamá va a estar cada vez peor. No sé por qué pero me imagino eso. Yo pensaba y pensaba y él me miraba a mí y a los gatos. Lo único que le pude preguntar es si se quedaba a vivir acá o si volvía a Bahía. Por suerte me dijo que se queda. Aunque después me dijo que hay veces que va a ir a trabajar allá. No entiendo para qué me hicieron venir a Buenos Aires si al final todo salió mal. Si ellos se separan y papá trabaja allá. Para qué. Esta ciudad es divertida, pero es divertida cuando venimos de vacaciones, no cuando vivimos acá y todos se empieza a llevar mal y se dejan de querer.
Se lo dije y como él no sabía qué decirme me dio un abrazo. Enseguida juntó las cosas y dijo que se había hecho la hora de volver a trabajar y que yo tenía que hacer la tarea. Yo no quería hacer nada. No voy a hacer la tarea. Las cosas no son iguales que todos los días. Mamá y papá se van a separar. No sé bien qué es eso. No sé qué va a pasar hoy a la noche y tampoco estoy segura de si Agustín y Paula ya lo saben. Pero yo estoy triste. No quiero hacer la tarea. No quiero ver a mi mamá. No quiero que papá se vaya. Me tiro en la cama con el Gato Combotas, a ver si puedo dormir la siesta.

8.9.05

Nadie me explica

No sé cuándo vuelve papá. Ayer llamó pero era muy tarde y yo estaba durmiendo. Hoy me enojé con mamá porque no me despertó. Lo extraño. Se fue como hace cinco días y nadie me quiere decir cuando vuelve. Mamá sigue muy nerviosa. Cada vez la soporto menos a mi mamá. En cambio papá es más cariñoso y juega conmigo y el gato Combotas.
Desde que nos mudamos a Buenos Aires, Agustín, Paula y yo tenemos una pieza para cada uno. Ayer Agustín vino a mi pieza. Nunca me da mucha bolilla, a veces peleamos, él habla poco. Ayer vino a jugar un rato y a mí me gustó, aunque no se lo dije porque si se lo digo me carga y siempre terminamos pegándonos. Agustín tiene catorce y pega bastante fuerte. A mí no me gusta llorar adelante de él porque se nota más que soy la más chica, y no me gusta, es como que tengo desventaja.
En su pieza él tiene playstation. Se lo regaló la tía Ana. Por eso nunca viene a mi pieza, yo no tengo ni tele ni nada electrónico. Tengo muchos libros y muñecas. Hay épocas. Últimamente no juego con las muñecas pero leo un libro por día, o dos. Papá dice que lo hago gastar mucho, pero yo sé que a él le gusta comprarme libros. Le gusta más comprarme libros que comprarme muñecas.
Me molesta que nadie quiera decirme cuándo vuelve papá. Esto nunca pasó antes. A veces siento que me ocultan algo, pero cuando lo digo mamá dice que armo cuentos todo el tiempo. Nadie me entiende. Nadie me explica.

1.9.05

el viaje de papá

Papá se va de viaje a Bahía Blanca. Dicen que vuelve en cinco o seis días. Papá está raro, está más silencioso, no hace chistes ni quiere jugar. Mamá está insoportable, pero ya sabemos cómo es mamá. Ella tiene la culpa de que papá se vaya. Yo creo eso.
Igual vuelve, más vale que papá va a volver. Va a Bahia a visitar a un amigo. A mí me resulta raro, sería más común que el amigo venga a Buenos Aires, porque en Buenos Aires hay más cosas para hacer. Cuando nosotros vivíamos allá, en las vacaciones, por ejemplo, veníamos algunos días acá, siempre es mejor Buenos Aires, más divertido. Igual hay cosas de Bahía que extraño. No sé.... allá el cielo se veía más y mi casa era más luminosa. Acá vivimos en departamento y no es lo mismo.
La casa donde va mi papá es donde quedó un perro que era nuestro. Ahora acá tengo al gato Combotas, que igual es re lindo. Al gato Combotas lo pudimos traer porque es gato. Al perro no porque es más grande. Le voy a decir a papá que le lleve o le dé un huesito de mi parte.
Quiero viajar con Papá, pero él me dijo que no puede llevarme y que yo no puedo faltar a la escuela.
Lo voy a extrañar mucho. Lo que sí me dijo, para compensar, es que va a dejarme una de sus camaritas de fotos para que saque lo que pasa estos días y después se lo cuente. Eso me gustó. Si mamá tiene cara fea no le voy a sacar fotos, así papá no la ve con esa cara... me voy a hacer la tarea.
Chauuu
Luly

29.8.05

Mi mail

Hola a todos. No sé cómo ponerlo de otra manera, así que les digo que me saqué un mail.
La dirección es soylulyk@yahoo.com.ar

chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

En Puerto Madero sin mi mamá

Me gusta cuando mi papá me lleva a sus trabajos. El es fotógrafo así que es muy divertido porque va a lugares raros. El sábado fuimos los dos y mi hermano a escuchar música. El lugar quedaba en Puerto Madero, era muy grande, mamá hubiera dicho que era muy paquete, supongo que ya lo sabía desde antes porque no me dejó ponerme la ropa que yo quería y me obligó a ponerme un vestidito de los que odio, porque me parecen de nena tonta o como si fuera una muñeca. Peleamos pero tuve que ponérmelo porque me dijo que si no me lo ponía no salía. Por suerte Papá me dijo que estaba muy linda, y a Agustín también lo obligaron a vestirse bien. Si Agustín iba mal vestido yo me ponía lo que quería.
Papá paseaba por todo el lugar y Agustín y yo escuchábamos desde una mesa. Pedimos una coca y un sandwich. Cuando me dio ganas de hacer pis tuve que ir sola porque mamá no estaba, por eso me aguanté hasta que no pude más, y fui. Como papá estaba sacando fotos tuve que preguntarle yo solita al mozo dónde quedaba el baño. Me mostró dónde era y yo tuve que caminar por todo el salón. Me dio un poco de vergüenza, por el vestido, porque parecía que estaba vestida de fiesta y había chicas re cancheras. Me dio ganas de ser más grande, así como mi hermana, que va a esos lugares con sus amigas o su novio, no como yo, que voy con mi hermano que es un tarado.
El baño estaba re limpito. Igual no me senté, porque mamá dice que no hay que sentarse en los baños donde va mucha gente. Me dio ganas, porque estaba muy incómoda y me pareció que no estaba sucio, pero por las dudas me quedé en cuclillas, a ver si después me enfermaba... Me lavé las manos y volví a la mesa.
La música era bastante rara, había muchos instrumentos y un cantante. El grupo se llama "Me darás mil hijos", un nombre un poco raro para un grupo de música, no?. Me gustó pero también me aburrí, porque no había otros chicos y toda la gente estaba muy concentrada escuchando, Hasta Agustín estaba concentrado... aunque me parece que estaba así porque le gustaba una de las chicas del grupo.
Yo no dije nada de que me aburría porque creo que si lo digo mi papá no me va a llevar más y yo prefiero seguir yendo a lugares raros aunque a veces me aburra.
Mi mamá no quiso venir. Prefirió ir al cine con una amiga. Creo que se está peleando mucho con mi papá. A veces tengo miedo de que se separen. Tengo amigas con papás separados, parece mejor a veces porque tiene dobles vacaciones y más regalos, además de tener dos casas. Pero lo feo es que los papás siempre pelean mucho y ellas sufren, y tienen que conocer a los novios y novias nuevos. Creo que no quiero que se separen, porque mi papá se iría de casa y yo no quiero.
Si mi papá se va me voy con él. O mejor no, porque mi mamá dejaría de quererme.
Bueno. Espero que no se separen... y que dejen de pelear y que salgamos todos juntos.

26.8.05

De vuelta por acá

Hola a todos! Estoy re contenta porque hay gente que leyó el blog y me dejó comentarios!!!! Todo gracias a que Lolamaar, una amiga de mi tía Ana, habló de mí en el suyo y entonces hay gente que me visita. Le voy mandar un mail para decirle que le avise a sus amigos que volví a escribir.
No sé si voy a ser como ella que escribe todos los días porque mi hermano casi no me deja usar la computadora, se la pasa todo el día con los jueguitos y yo tengo mucha tarea, ya casi paso a sexto grado y quinto viene siendo muy difícil. Ya no tengo nueve como escribí hace mucho, en mayo cumplí diez y mi fiesta estuvo buenísima. Vinieron unos amigos de Bahía Blanca de sorpresa!! Y con los chicos de la escuela de Buenos Aires ya me llevo bien, así que también vinieron.
No sé qué contarles, todo sigue más o menos igual, aunque a mi mamá no la soporto mucho. Mi papá me sigue llevando a pasear por Corrientes y mi hermano sigue insoportable. Lo bueno es que este año empecé danza y eso me gusta mucho. Quiero ser bailarina, me gustaría bailar en todo el mundo.
Mi hermana tiene novio y está contenta, más bien está re tonta, pero por lo menos está poco en casa. Creo que papá está un poco celoso porque no habla muy bien de chico, que es más grande que Paula y estudia cine. Por suerte papá me tiene a mí, entonces creo que no está tan triste, y a mamá claro, pero yo decía de las hijas, que también me tiene a mí y a Agustín, que lo acompaña a la cancha.
Voy a tratar de escribir más seguido, de que Agustín me deje la compu.
chauuuuuuuuuuuu

28.2.05

Para José


Hay veces que me pongo muy triste y no sé por qué. Mi mamá dice que estoy creciendo. Cada vez la soporto menos a mi mamá, dice cosas tontas o ridículas todo el tiempo. Prefiero salir con papá que me lleva por Corrientes a comprar libros. Corrientes sigue siendo mi avenida preferida, y eso que ahora ya conozco mucho más Buenos Aires. Cuando vamos por Corrientes con papá también tomamos la leche en alguna confitería, y si hay tiempo vamos al cine. Me encanta ir al cine con él. Hay uno que es muy barato, tan tan barato que me causa gracia. Queda cerca de las librerías pero cruzando la 9 de Julio, y se llama Tita Merello. No vamos mucho a ese cine porque casi siempre dan películas para grandes, y casi siempre son argentinas. Fui una o dos veces, y me gustó mucho porque no eran películas especialmente para chicos pero yo las podía ver. Antes el nombre Tita Merello me parecía un nombre horrible para un cine, hasta que papá me dijo que es el nombre de una actriz que ya se murió.
Qué cosa la muerte. Hace poco se murió un amigo de papá y mamá. Se llamaba José y era más grande que ellos, igual a mí me sorprendió. Era como un abuelo, pero muy simpático, cuando venía a casa jugaba mucho conmigo. Era fanático del cine, un poco como papá, creo que por eso eran amigos.
Me explicó mamá que José se murió porque le agarró una enfermedad que se llama Cáncer. Lo puse con mayúscula y no sé si va, pero como me dijeron que Dios va con mayúscula quizá Cáncer también. No tengo ganas de preguntarle a nadie, lo dejo así y listo. José estaba bien hasta que un día se hizo unos análisis. Yo escuché cuando papá le contó a mamá que no habían dado muy bien los resultados. Les pregunté si se iba a morir y ninguno contestó. Pasaron dos semanas nada más hasta que un día llamó la esposa de José para avisar que ya se había muerto. Yo no sé qué haría si le pasa eso a mi papá. Me pondría tan tan triste que no sé.
Me acuerdo de ese día que hablamos de los ángeles. ¿José se volverá angel? Mamá dice que no, que uno se muere y que ya está, que con el tiempo el cuerpo se va haciendo polvito. No me gusta pensar eso. En los ángeles tampoco. No me convence nada de todo eso. Papá está triste porque extraña a José y no se puede hacer nada.

25.1.05

De Valizas a Cabo Polonio: lobos marinos, médanos y mujeres en tetas.

Ayer volví de Uruguay. Estuvimos en muchos lugares, como por ejemplo un pueblito que se llama Valizas y que está cerca de otro pueblito que se llama Cabo Polonio. Ahí, a Cabo Polonio, fuimos caminando, una caminata de siete kilómetros, que dicho así no parece mucho pero es, si son como 70 cuadras. Además no fuimos por una calle como las de Buenos Aires o Bahía Blanca, fuimos por la playa y por montañas de arena que se llaman médanos. Encima, como papá fue con sus dos cámaras, paraba a cada rato a sacar fotos, primero con una y después con la otra.
El paisaje era lindísimo, Valizas se veía cada vez más chiquito y el mar se volvía más verde cuando nos alejábamos. La arena era dorada y muy finita, y como salimos bien temprano a la mañana podíamos ir descalzos sin quemarnos los pies. Antes de salir pregunté si era muy lejos y me dijeron que no. Cuando llegamos yo estaba muy cansada y me felicitaron porque caminé los siete kilómetros casi sin quejarme. ¡Yo no sabía que era tanto! Creo que fue la vez que más caminé en mi vida.
Cuando bajamos de los médanos para ir por la playa empezamos a ver lobos marinos muertos. Primero eran chiquitos, parecían bebés, a mí me dio mucha lástima. Después vimos otros más grandes, llenos de moscas alrededor y con un olor horrible que mi hermano Agustín dijo que es olor a muerto. Papá les sacaba fotos, no sé para qué quiere tantas fotos de lobos marinos muertos. Lo que no me gustó fue que no vimos ninguno vivo. Le pregunté a papá si los lobos estaban en extinción y me dijo que no, pero no sé si es verdad, quizá no me lo quiso decir para que no me ponga triste.
Cuando ya estábamos cerca vimos a algunos famosos. Yo no sé quiénes eran pero mamá le decía a papá: “mirá, ese es Germán Palacios” o “ese es Santamaría con su mujer embarazada”. Ahí pensé en la tía Ana, porque yo no los conocía (no debían ser tan tan conocidos) pero seguro que ella sí y que le hubiera encantado verlos, porque ella es así, le gusta estar cerca de los famosos, le gusta ser amiga de ellos, y a mí me divierte porque es tan linda, tan canchera… Ella me los hubiera presentado, no como mamá que lo único que hacía era codear a papá para que los mire y después criticar a la mujer de uno que andaba en tetas por la playa.
¡Qué cosa eso de andar en tetas por la playa! Yo sabía que en algunos lugares se usaba pero nunca lo había visto y ahí en Cabo Polonio había muchas que andaban así. Agustín estaba como loco, no dejaba de mirarlas y hablaba con papá. No pude escuchar qué decían pero seguro que hablaban de esas mujeres. Yo le pregunté a mamá si alguna vez ella había andado así y me dijo que no, que no le gustaba. Le pregunté por qué no le gustaba y no supo qué decirme, sólo dijo “porque no”. Así que no sé qué tiene de malo andar en tetas por la playa pero mucho no me gusta, no creo que cuando sea grande me guste ir así por la orilla, o jugar así con mis hijos, porque encima había muchas que andaban con chicos, y a mí me parecía un poco incómodo. En casa mamá no anda en tetas adelante de nosotros.
Llegamos y como estábamos muy acalorados de tanto caminar nos metimos los cuatro al mar y estuvo buenísimo. Después caminamos al centro de Cabo Polonio y a la tardecita volvimos a Valizas en una cuatro por cuatro que fue por los médanos. Yo tenía un poco de miedo porque Agustín se sentó en un asiento un poco más arriba que los demás y parecía que se iba a caer en cualquier momento. Ese día desde Valizas a Cabo Polonio fue el más cansador pero el más lindo. Estoy ansiosa por ver a la tía Ana y contarle todo, mostrarle las fotos y hablarle de los famosos. Además me quedaron algunas dudas sobre eso de andar en tetas y seguro que ella va a poder explicarme mejor.

26.12.04

Salida con mi tía Ana (premios Clarín)

Mi tía Ana es re linda. Es alta, flaca, y tiene un color de pelo colorado que me encanta. Muchas veces salimos juntas, además ella es la que me hace los regalos más lindos: hebillitas, pinturas, ropa... Es mi tía más divertida. Es hermana de papá, y a veces me parece que no se llevan muy bien, pero con mamá hablan bastante. Es que papá es tranquilo y mi tía va de acá para allá, siempre corriendo!
Hace poco fuimos a una entrega de premios del diario Clarín, no esos que son los más famosos y pasan por la tele... Era un premio para el mejor libro del año o algo así. A mi tía la invitaron y ella me invitó a mí, así que fuimos juntas y fue re divertido.
Unos días después fui a la casa y sin querer le abrí el programa de los mails y vi que había escrito uno que en el asunto decía "premios clarín", entonces lo abrí y lo leí, y resultó que hablaba de mí y de esa noche y de cosas que yo no sabía y que me dio cosa enterarme... Encima la tía me vio cuando lo leía y a mí me dio más vergüenza... No me retó mucho, pero me dijo que eso no se hacía y justo cuando me lo dijo a mí se me ocurrió (porque la conozco a la tía y sé lo que le gusta) que podíamos ponerlo en el blog, y cuando se lo dije le encantó, así que acá está lo que escribió la tía Ana, espero que les guste!!


Hace un tiempo fui con mi sobrina a una entrega de premios. A la nena le gustan esas cosas. Es una petisita muy entretenida y con muchos intereses, un poco por los padres que tiene, viste. Y sí, qué voy a hacer: mi hermano es un bohemio, y la mujer, ni hablar. En medio de ese clima, la chiquita es bastante organizada, pero tiene como una debilidad por los eventos sociales, cuánto más culturosos mejor. Tiene menos de una docena de años y ahí la ves muy oronda, totalmente comprometida con la escena. La llevo a muchos lados, un poco por eso y otro poco porque como yo soy sola, es una compañía al fin y al cabo. Además, con ella no tengo que dar explicaciones de nada, puedo vestirme como quiero, hablar con quien quiero y seguir siendo muy correctamente “la Tía Ana”. Así que bueno, como te venía contando, en una de esas salidas fuimos a la entrega de los premios Clarín. Sí, sí, esos premios para novelistas. Tengo un par de amigos que andan en esa, bah, un amante para qué te lo voy a negar. Cuestión que este caballero nos cedió muy gentilmente invitaciones para que fuésemos con Luly. La gorda estaba divina, con unas sandalitas de charol, espectacular. Viste que las chicas ahora son super modernas, estaba regia, con una pollerita de esas que están de moda, con vuelito, y tul y todas esas cosas, refemenina. Estaba, como decirte, radiante. Además sabía que algo raro había con mi “amigo, el de las entradas”, y qué querés que te diga, para mí ella ya se está avivando de cómo viene la mano y las intrigas amorosas le gustan tanto como las obras de teatro, así que estaba fascinada con la idea de conocerlo. Bueno, la cosa es que nos caemos ahí, las dos de la manito. Llegamos y el clima estaba ideal, las mozas ¡divinas! con un estilo impecable, ayudando a la alcoholización general desde el primer momento. Sabés que es fundamental para una cosa así estar un poquito alegre, porque si no es realmente tedioso. La nena no sé cómo hace pobre, porque obviamente, solamente un sorbito de champán y listo, que si se la devuelvo borracha a la madre me mata. Y.. no estaría bien, ¿no?. Te decía, copita de champán, pasa un ratito, charlamos con un par de amigos, todos tan eruditos con sus trabajos elegantes y tan creativos. No te creas que no había señoras de vestido con sus respectivos maridos, de esas que viven a la vuelta del Museo. Sí, sí, fue ahí en Alcorta. Y sí, dónde querés que lo organice Ernestina, mínimo ahí, claro. La cosa es que me fui cruzando con pila de conocidos, algunos artistas que son más amigos de mi hermano y mi cuñada pero que igual me conocen, y a mí me encanta hablar con todo el mundo, así que me quedé comentando obras y algunas saliditas que había estado haciendo por el extranjero hasta que llegó el momento de entrar a la sala. Te digo que me impactó el tema de las promotoras. Las habían vestido con unos vestiditos negros ajustadísimos, largos, por supuesto. La decoración, sobria: mucho rojo, mucho negro. Y ¡Ernestina! Está irreconocible, te digo que se la pasó hablando de autonomía, independencia y no sé qué más. Ahora yo digo, esta mujer está con Alzheimer, ¿no?. Ojo, que me dijeron que algo de eso hay. Marta me lo dijo, pero bueno, igual fue tan obvio que estaba acomodándose al discurso de Néstor que te digo fue insoportable. Yo la he visto a ella años atrás y te digo que la palabra “país” no entraba pero ni por las tapas en sus charlas. En fin. La cuestión es que se sucedieron los discursos y los agradecimientos y a mí se me pasaba el efecto espumante, Luly se empezaba a aburrir y yo veía que de mi amigo ni noticias. La “ceremonia” se me empezó a volver intolerable. Así que le digo a Luly “¿nena, nos vamos al cine?” y en eso me doy cuenta de que ya está terminando todo, así que decidimos aguantar un poco más. Le dieron el premio a la ganadora, que por suerte habló poquísimo y ya después venía el lunch que a esa altura ya estábamos esperando. Bueno, para qué te cuento, es-pec-ta-cu-lar, jamoncito crudo, melón, pancitos, quesito. Te digo que a veces pienso, ¿me habré equivocado yo y esto de los escritores era un curro buenísimo?. Lulita estaba excitadísima, corría por entre la gente, muy pizpireta ganándose los saludos de todos. Te digo que un poco la envidié, porque se llevó todas las miradas y charló con muchísima gente. Como RRPP la gorda es bárbara. Yo decidí que ni iba a leer el libro de la ganadora y cuando estuve al borde de no poder manejar por mi nivel etílico, le di la mano otra vez a mi sobrinita predilecta y nos fuimos por Alcorta a casa, las ventanillas abiertas y el vientito pegándonos en la cara. La verdad, no hay como una salida de tía y sobrina... ¡lo pasamos bárbaro!

24.12.04

Al club de noche

Me escribió mi amigo Marcos!!!! Hoy me llegó esta carta de él y me puso muy contenta (cuántas cartas me están llegando, no?).


Hola Luly!!!

Soy Marcos!!! Te mando esta carta porque estoy re-contento!!! Por volverte a escribir (hace mucho no te escribía!!) y porque fui a un lugar que me gustaría contarte, como siempre hacés vos.
Ah! Antes quería decirte que estoy re contento también porque decís que sos mi amiga, eso me gusta, y que tu ángel se llame igual que yo me encanta!!! no se por qué, pero me gusta, es como que estamos más cerca así o no?
Mi tío José me llevó a un club porque tocaba con su grupo (él le dice orquesta), tocaban al aire libre, entre una carpa y otra, y había música diferente en cada una. No era como un club de los que yo conozco, aca no había viejos, eran todos chicos, salvo mi tío y su grupo, jajaja. Ellos son graciosos porque se visten todos iguales, con traje y sombrero muy brilloso, tocan música un poco vieja, me hace acordar a la de algunas películas. Lo más importante es que el lugar estaba lleno de gente, estaban todos con vasos llenos de cerveza, y tomaban mucho, gritaban, saltaban, parecían locos!!! Tendrías que haberlos visto!!! Me hubiera gustado saltar ahí con vos. Mi tío no saltaba, porque estaba tocando su trompeta, que es amarilla, brillosa, y suena muy fuerte, aunque en este lugar no se escuchaba tanto, porque pasó algo muy raro, no apagaron la música cuando mi tío y sus amigos empezaron a tocar, como pasa en todos los lugares donde toca. Pero él no dijo nada, tocaba contento y hasta me miraba sonriente, aunque dejaba de mirarme cuando pasaba alguna chica. Ellas tenían poca ropa, mi tío después me explicó que era por el calor, tenían polleras muy cortas, casi todas estaban con musculosas, algunas tenían doble musculosa, una más grande que la otra. Y algunos chicos tenían gorras puestas, pero las tenían con la visera de costado, muchos tenían anteojos de sol, y era de noche! jajaja. Gente rara, me pregunto si cuando sea grande me gustarán las chicas que se visten así, no sé, no llegué a ninguna conclusión, cuando sea grande te cuento. ¿Nos conoceremos en persona ya?
Este lugar se llamaba Club XXI y justo fui el día que cumplía 8 años, 2 menos que yo, no es tanto. ¿Viste que yo soy de Independiente? Hoy vi un cartel en la calle que dice que cumple 100 años!!! Eso sí es mucho. Mi tío, mientras descansaba, dijo, con espuma de cerveza en los bigotes, que siempre hay una buena excusa para festejar. Algunos ni los miraban tocar, yo me ponía mal porque ellos están acostumbrados a que los miren con los ojos bien abiertos y sonrientes, y estos chicos estaban sonrientes, eso sí, pero no los miraban, porque estaban atentos a las chicas, y las chicas a los chicos, quizá por eso a mi tío no le molestaba, porque ellos eran como él. En un momento unos chicos que eran novios, empezaron a darse un beso y no pararon hasta que me fui!!! Si, me fui porque estaba cansado, no paraba de entrar gente, era muy tarde y ya tenía un poco de sueño (y porque por suerte el tío me llevó a casa). Me fui cuando dejaron de tocar porque se largó a llover y empezaron a guardar los instrumentos, algunos chicos comenzaron a aplaudir, pero mi tío en vez de ponerse contento por los aplausos tenía cara de enojado, no se por qué, no me animé a preguntarle. Bueno, nada más. Te quería contar de este lugar, porque me gustó mucho conocerlo y porque me gustaría llevarte cuando seamos más grandes, lo malo es que queda lejos, en Quilmes, y no sé ni cómo llegar.
Te mando un beso grande.

Marcos
20 de Diciembre 2004

23.12.04

Compras navideñas

Hoy pasó algo muy raro. Fuimos con mamá a hacer las compras para las fiestas. Fuimos al súper y también a los negocios de ropa de Palermo. Como estábamos cansadas de caminar fuimos a tomar una coca a un barcito de los que no están tan a la vista… En eso, antes de que nos traigan la coca, veo a Luciano, el novio de Pato, la mejor amiga de mamá, entonces le dije a mamá que ahí estaba Luciano y cuando se lo dije vi que no estaba solo, entonces le dije que estaba ahí (mamá no lo veía) con una chica de remera rosa. A mí no me había parecido raro en ese momento, pero a mamá sí, porque se levantó, me agarró de la mano y fuimos a saludar, pero ella no parecía contenta de ir a saludarlo, era raro, se hacía la contenta pero para mí que era de mentira. Entonces Luciano puso cara como de incómodo y nos saludó y nos presentó a la chica, que se llamaba Laura dijo él, y la chica se puso toda roja.
Yo no entendí pero me di cuenta de que pasaba algo raro porque cuando nos despedimos de ellos mamá me dijo que no dijera nada a nadie de que habíamos visto a Luciano, porque estaba con otra chica que no era Pato y Pato se podía enojar. Después mamá se puso mal porque en realidad no sabía si decirle a Pato o no que había visto a Luciano con otra. Después la escuché hablando con una amiga y le decía que no sabía qué hacer. No sé qué le habrá dicho la amiga pero a mí mamá me dijo que cierre la boca y no diga nada, y la verdad es que yo estoy un poco nerviosa porque a veces se me escapan las cosas, mi hermana dice que soy una bocona, entonces si la veo a Pato no sé si me voy a aguantar, espero que sí, porque mamá me dijo que si le cuento lo que pasó se va a armar flor de despelote.

Cierre de Giribone

Roberto es un amigo de mi papá que es casi como un tío... Escribió esta carta, sobre GIRIBONE... se acuerdan de ese lugar? Bueno, les dejo la carta.
Chauuuuuu


Luly,

¿Vos sabías, Luly? No, claro ¿por qué ibas a saberlo? A tus pocos años, recién llegada de allá tan lejos ¿cómo ibas a saberlo? Pero bueno, te lo digo rápido, sin mas dilatarse: cierra Giribone. ¿Qué? Sí, imagino que te lo preguntarás así, sorprendida, sin poder articular más que la más rústica y seca de las preguntas: ¿qué? Sí, eso mismo: ¿Qué? Cierra Giribone.
¿Te acordás, tu paseo, Chacarita, Colegiales, lo que fuera? Giribone, ahí descubriste esa musiquita que era jazz, esa gente que subía y bajaba de un escenario inexistente y cualquiera iba agarrando instrumentos y largaban con algún tema. Giribone, ¿te acordás?, donde fuiste esa noche, esa noche de domingo, ¿te acordás? Bien, cierra Giribone. Giribone, cierra. Pero cómo, si era tan lindo, preguntás. Y sí, lindo y todo, cierra. Se acaba. Se acaba el 2004 y se acaba Giribone. Vos sabés, o no, no sé, pero la cuestión es que algún vecino sentía esa música como ruido que no lo dejaba dormirse temprano los domingos y “yo trabajo, nene, ¿sabés?” Así que golpes en la puerta, tocar el timbre por la música a las 11 de la noche, escena en la vereda, policía, etc.
Policía Federal, al servicio de la comunidad y, entonces, surge la pregunta: ¿quién es la comunidad, quién constituye comunidad?
Cuestión que bueno, vecino, policía, se cierra Giribone. Claro, en Notorius hay mejor aislamiento del sonido, sin dudas. Pero, de pronto, ponele, no todos podemos ir a Notorius. Entonces, ¿jazz en una csasa de puertas abiertas accesible para todos? Pero vecino, policía, cierra Giribone.
No sé, no vivo al lado, pero intuyo que el sonido un poco llega a las casas aledañas. Y cierra Giribone. ¿Sabías eso, Luly? La cuestión, claro, es otra pregunta que es la del fondo de todo siempre: ¿cómo vivir juntos? Porque no parece fácil, no, nada fácil. Pero de nuevo la pregunta: ¿cómo vivir juntos? ¿Cómo?
En fin, Luly, quizás me fui un poco a cualquier lado. No sé ¿Qué más decirte? Son las once y media del primer domingo de diciembre, está por terminar la noche por acá, quedan menos de 15 minutos y se acaba la música, se desconectan cables, se enfundan instrumentos. El domingo que viene volverán a desenfundarse, conectarse y la música sonará de nuevo, de nueve a once y pico el lugar se hará sonido. Quedan pocos domingos, Luly, tenelo en cuenta.
Ah, Luly, por si te interesan más datos, el sábado 25 a la noche hay fiesta de despedida del lugar y el domingo 26 es la última jam antes de que los capitales chinos que llegan a solucionarnos todo compren esa casa vieja ruidosa y desvencijada y hagan ahí un bello edificio de color cremita con puertas de vidrio y un cuadro de Dalí detrás del encargado de seguridad.

Un beso, Luly.
Nos vemos en estos días.

14.12.04

Carta para Marcos

Esta es una carta que le escribí a Marcos la semana pasada. Ya les conté que él es mi amigo. Si me responde (a veces tarda un poco) y no escribe nada que no se pueda mostrar, quizá lo copie en blogspot.
9/12
Hola Marcos,
¿cómo estás? Recibí tu última carta, no me la esperaba y me gustó mucho. Hace dos días salió lo último que escribí, en la página de siempre, la del interpretador, ¿te acordás? Quería escribirte algo porque hoy pensé mucho en vos, ya parezco mi hermana, que dice cosas así todo el tiempo porque ahora anda enamorada de un chico… no sé, anda hecha una tonta, mi mamá me dice que no la moleste porque a mí ya me va a tocar, pero no sé… yo espero no ser como mi hermana, que dice que piensa en él todo el tiempo. Yo pensé en vos porque me acordé de tu carta y de que no te la había respondido, y porque además sos mi único amigo varón, aunque nunca nos hayamos visto, para mí sos mi amigo y eso me pone contenta.
Hoy estuve en la casa de unos amigos de mis papás y hablaban sobre los ángeles, entonces me preguntaron el nombre de mi ángel y yo no entendía (si leés lo último que escribí te vas a dar cuenta) porque como en mi casa no creen en nada de eso yo tampoco creo, y eso últimamente me está trayendo problemas, como hoy con los ángeles. En ese momento no supe qué decir y pregunté si era lo mismo que un amigo imaginario y me dijeron que sí, entonces me puse contenta porque amigos imaginarios tuve siempre. No digo que seas mi amigo imaginario pero un poco sí, porque no nos conocemos pero nos escribimos, y eso es más o menos lo que se hace con los amigos imaginarios, aunque no se les escribe, más bien se les habla.
Otra cosa que quería contarte es que hace poco fui con mi familia a ver una película corta, le dicen “cortometraje” y lo había dirigido un amigo de papá, pero un poco (bastante) más joven que él. Me re gustó, a todos les gustó. A mí me hizo pensar, y además me gustó porque había muchos chicos que actuaban, una nena y un nene eran los principales, y tenían amigos así que eran muchos. Algo que me hizo pensar esa película es que sería re lindo ser actriz. Los vi ahí y me gustó mucho, así que le pedí a mamá que me mandara a teatro, pero me dijo que tengo que esperar a marzo porque ahora ya termina el año.
Había mucha gente el día que pasaron esa peli, y el lugar era rarísimo. Mi hermana estaba re contenta porque era un boliche y a ella le gustan los boliches. Después todos nos fuimos pero ella se quedó a una fiesta que había después y parece que le fue bien porque ahí conoció a su novio de ahora del que está tan enamorada. Yo pienso que también quiero enamorarme pero no sé si algún día a mí me va a pasar. ¿Vos mirás a los chicos y chicas cuando se besan en la calle? Yo sí, y mi hermano me carga por eso, dice que voy a ser igual a mi hermana y yo no quiero. Dice que todas las mujeres somos iguales pero yo no creo que sea así. ¿Vos qué pensás? ¿Te gusta alguna chica? ¿Tenés muchas amigas? ¿Te importa el amor o te parece que son cosas de chicas?
Te hice muchas preguntas esta vez, Marcos. ¿Vas a responderme? Me gusta porque como no te conozco no me da vergüenza hablar con vos. Además por lo que me escribís me parece que sos distinto a los chicos que van conmigo al grado. ¿Serás como un amigo imaginario? ¿Como un angel? Hoy cuando me preguntaron el nombre de mi ángel dije lo primero que se me ocurrió, cualquier cosa, dije Julio, así por decir y porque las chicas decían nombres de varón y los varones nombres de chicas. Pero ahora voy a cambiar, prefiero que mi angel se llame Marcos. ¿Qué te parece?

Escribime.
Luly.

10.12.04

Una cena en otra casa

Ya hace muchos días que mamá me dice que escriba algo para El interpretador porque hace mucho no escribo nada y entonces la gente se va a olvidar de mí. Yo le dije que no escribí en el último tiempo porque no se me ocurría qué decir y ella me dijo que a los escritores profesionales siempre se les tiene que ocurrir algo. Yo no supe qué decirle y entonces fui a mi cuarto y cuando estaba por dormir me acordé de que ella me pidió que escribiera algo la primera vez porque no se le ocurría nada. Así que me levanté y se lo dije y ella me abrazó y me dijo que por eso ella no es escritora profesional, porque nunca se le ocurre qué escribir.
Me fui otra vez a la cama y agarré el cuadernito para escribir algo. La semana pasada acompañé a mi papá a la presentación de un libro de un amigo de él y uno de los que hablaba tenía un cuaderno rojo tapa dura igual al que yo tengo. Me sorprendió porque los grandes no usan esos cuadernos. Yo siempre escribo en el cuaderno rojo y después lo leemos con mamá. Ella me ayuda con algunas cosas y cuando lo tenemos listo lo pasamos a la compu. Esto lo estoy escribiendo directo en la compu, ahora viene lo del cuaderno:
Hoy voy a hablar de otras nenas de mi edad. Hace como dos semanas fuimos a cenar a la casa de unos conocidos de mis papás que tienen dos nenas (yo había puesto amigos pero mamá me dijo que son conocidos porque son gente de trabajo y nada más). Fuimos a cenar a su casa porque mamá tenía que hablar unas cosas y me llevaron porque había nenas para jugar
Lara tiene mi edad, aunque ya cumplió diez y yo todavía no, igual las dos estamos en cuarto. Melisa tiene cinco años y es muy linda.
A mí me sorprendió mucho la casa de esa familia. Es re distinta a todas las casas que yo tuve. La decoración y todo lo que tienen nunca lo había visto así, todo junto y tanto. Por ejemplo, Lara tiene en su pieza una computadora, una tele con video y un equipo de música re chiquito. Había estantes de biblioteca como los que yo tengo, pero en vez de libros había juegos y películas. Yo no tengo todo eso. Siempre me enojo porque a mí no me dejan tener tele en el cuarto. A mis papás no les gusta que yo vea mucha tele y cuando voy a casas como la del otro día me da mucha envidia. Después mamá me dijo que no tengo que tener envidia, que son costumbres distintas y que yo en cambio tengo muchos libros en mi cuarto y que por eso soy mejor. Para mí todo eso es mentira y me lo dice para que me conforme. Con Lara nos pusimos a jugar y le pregunté dónde tenía los libros. Ella me dijo que no tenía libros, que no le gustaba leer. Eso también me pareció raro. A mí me gustaría tener una tele, pero libros también.
En la pieza de Melisa también había tele, video y equipo de música. Ella se fue a dormir más temprano, porque es chiquita. Puso una peli y se durmió con la peli. La mamá nos pidió que nos fijemos y que la apaguemos cuando ya estuviera dormida. A mí me causó gracia, porque había muchas teles, otra estaba en la pieza de los padres y otra, recontra grande, estaba en el comedor. La del comedor estaba buenísima. Le pregunté a mamá por qué nosotros no teníamos una tele así y ella volvió a decirme que la tele no es buena. Mi familia es re aburrida.
Lara es muy buena. Me quiso regalar como una estampita dorada con una virgen. Yo no sabía qué hacer, en mi casa no hay ninguna virgen, entonces le expliqué que no la podía aceptar porque soy judía. Se sorprendió y me preguntó en qué creían los judíos. Yo le dije que creo que creen en Dios pero que yo no sé si creo, porque me parece que en casa no creen en nada. Me miró raro y dijo que eso de no creer en nada es feo. Igual es buena, porque aunque no acepté el regalo no se enojó. Lara me contó que tomó la comunión y que reza casi todos los días. Yo me sentí un poco rara porque no sé cómo es rezar entonces no tuve nada para contar. Después le pregunté a papá en qué creemos los judíos y él me dijo que cada persona puede creer en lo que quiera, que no importa la religión que tenga, que la mayoría de los judíos cree en Dios. No entendí bien eso porque si los católicos creen en Dios y los judíos también, por qué somos tan distintos. Tampoco entiendo por qué Dios se escribe con mayúscula. Recién vino mamá y me lo corrigió, yo lo había puesto como un nombre común y ella me dijo que no es común, que es como Luly, se escribe con mayúscula.
Esto de la religión me parece muy complicado. Mamá siempre dice que somos judíos pero también dice que no somos religiosos, entonces me confunde. A mí me gusta como somos, sólo que a veces me cuesta explicarlo.

9.12.04

Vacaciones de invierno en Buenos Aires

(Esto fue lo primero que escribí para El interpretador, una revista muy buena que todos pueden visitar: www.elinterpretador.com)


Mi mamá tenía que escribir una de esas cosas que escribe para el diario o para alguna revista y como no se le ocurría qué decir me preguntó si no quería escribir algo yo y a mí me pareció bien, si igual siempre escribo en mi diario íntimo, ya sé cómo se hace.
Yo soy de Bahía Blanca. Mi papá me llevó a Buenos Aires una semana por las vacaciones de invierno, y estuvo buenísimo. Había un montón de chicos por todos lados, en la avenida Corrientes ni te cuento... porque ahí hay muchos teatros, muchos bares, todo en la avenida Corrientes es mucho y a mí me encanta por eso. Le dije a mi papá que cuando sea grande voy a vivir en la avenida Corrientes y él se rió. Los grandes nunca creen lo que decimos los chicos, pero yo estoy segura de que va a ser así, a mí me gusta mucho esa Avenida y voy a vivir ahí. Mi mamá dice que antes era más linda, que ahora todo está sucio y viejo. A mí no me pareció, pero antes no la conocía, así que no puedo comparar.
Otro día fuimos a La Boca, un barrio que queda un poco lejos pero que también es hermosísimo. Hay muchos colores y muchos turistas. Mi papá dice que ahí todo es caro y artificial porque está hecho para turistas. Me parece que tiene razón. Había una feria que no tenía nada de lindo y todo era carísimo. Había chicas rubias y altas con cámaras de fotos digitales y ropa cómoda para caminar, tenían mochilas y riñoneras. También había orientales, no sé si chinos o japonenes. Le fui a preguntar a mi mamá y me dijo que ponga orientales. Eran grupos de mucha gente y un guía les explicaba en inglés qué era cada cosa que veían. Ahora todos hablan inglés. Yo estoy aprendiendo, parece que es muy importante.
Fuimos a La Boca porque ahí hay un teatro que se llama Teatro de la Ribera y dan una obra que se llama Fulanos. La vimos y me encantó. Es la que más me gustó de toda la semana, por eso escribo sobre esa obra. Mamá me dijo que elija algo y cuente sobre eso, y no dudé en hablar de Fulanos. Son tres chicas y tres chicos que bailan, actúan y hacen acrobacias. Lo raro es que usan escaleras, esas que se usan para cambiar las lamparitas o hacer arreglos en las casas, pero ellos las tienen para cualquier cosa, van de una escalera a la otra, se trepan y bailan ahí arriba. También las usan como juegos de plaza.
En un momento uno de los chicos está colgado del techo y monta en la escalera como si fuera un caballo. La escalera y él están en el aire, aunque yo no me asusté porque me di cuenta de que él estaba agarrado del techo. En otro momento todos juegan con un libro que tiene una luz, entonces cuando lo abren les ilumina las caras. Papá me dijo que hicieron eso para mostrar que leer ilumina a las personas. Papá siempre piensa y me dice qué significa cada cosa. A mí me gusta o no me gusta, y punto.
En otra parte una chica y un chico están enamorados y quieren encontrarse pero justo cuando van a encontrarse la música se hace más rápida y todos los demás corren entre ellos que entonces no logran verse y se ponen tristes. También se escucha una voz que dice un montón de cosas que no se pueden hacer con las escaleras, como treparse o subirse de a muchos a la vez, todas esas cosas que ellos hacen y que supuestamente están mal. Es como cuando no te dan permiso para algo y vos lo hacés igual, porque sabés que no pasa nada.
Me encantó Fulanos y a papá también. Eso me gustó, porque muchas veces vamos al teatro o al cine y me parece que papá se aburre un poco (a veces yo también me aburro, si hay cada cosa...). Él dice que cuando las cosas son buenas de verdad les gustan a los chicos y a los grandes.
Yo ahora espero que a mi mamá le guste lo que escribí y que en la revista se lo quieran publicar, así se lo muestro a la familia y a todos mis amigos.


Domingo en Giribone

Por fin nos mudamos a Buenos Aires. Desde hace una semana vivo en un barrio que mamá dice que se llama Colegiales y papá dice que se llama Chacarita. Estamos muy cerca de un cementerio enorme que se llama Chacarita así que supongo que mi papá tiene razón y que el barrio también se llama así. Estamos cerca de la avenida Corrientes, pero en una parte muy fea, nada que ver con la que conocí en las vacaciones.
El domingo papá me llevó a un lugar rarísimo (siempre me lleva a lugares extraños, porque con la excusa de sacar fotos dice que hay que meterse en todos lados, pero son siempre los lados que a él le gustan). Ese lugar queda cerca de mi nueva casa, que no es una casa, es departamento y qué lástima porque las casas son más lindas que los departamentos. El lugar al que me llevó papá sí es una casa, queda en la calle Giribone y se llama Giribone (parece que la cosas son así: en el barrio que se llama Chacarita el cementerio se llama Chacarita, si la calle se llama Giribone el lugar donde fui con papá se llama Giribone).
Cuando llegamos, en el patio vi percheros con mucha ropa divetida para disfrazarse. Adentro de la casa había catorce hombres sentados en las sillas. Los conté: catorce. Todos tenían instrumentos, no sé bien cuáles porque estaban guardados en las fundas, aunque después los sacaron y casi todos eran instrumentos de viento, todos dorados. Había otros cinco hombres en una especie de escenario muy bajito. Parecía el comedor de una casa, pero había mesas y sillas como en un bar. Papá me dijo que íbamos a escuchar yas (mamá me deletrea porque dice que no se escribe así: se escribe jazz), una música muy especial. El lugar era rarísimo, tenía luces de colores y cuadros en las paredes. Los cuadros no eran como los de la escuela, yo creo que la de actividades prácticas les pondría un insuficiente, porque los dibujos no estaban bien hechos.
En la pared también había carteles y fotos. Cuando le pregunté a papá qué quería decir no al alca él me dijo que era muy complicado y que me lo iba a explicar otro día. Odio que papá me quiera explicar las cosas otro día porque eso quiere decir que no me las quiere explicar. Lo que sí me contó es que la foto enmarcada del hombre barbudo era la de un escritor muy importante, que en unos años seguro voy a leer cosas de él y que me va a gustar, porque a mí me gusta mucho jugar y a él también le gustaba. No entendí bien eso, pero no tuve tiempo de preguntar porque ya empezaba la música.
Por lo que vi el domingo en Giribone, el jazz es una música difícil de aprender y de tararear después porque cambia todo el tiempo. Lo que me di cuenta es que a esa gente le gustaba mucho. Todos miraban con atención y cada tanto alguno sacaba de la funda su instrumento y se ponía a tocar, así nomás, sin importarle estar abajo del escenario. Eso nunca lo había visto, porque en otros recitales los músicos están en el escenario y el público mira desde las butacas, cada uno en lo suyo.
Cuando empecé a aburrirme (la música también era rara, aunque en un momento me gustó y papá me dijo que era una parte romántica. Creo que papá quiere que yo sea romántica pero no sé si soy), bueno, cuando empecé a aburrirme apareció un gatito. Yo lo había visto antes durmiendo en las piernas de un hombre. Después se fue a los brazos de otro y cuando vino conmigo lo alcé. El gato ronroneaba y dormía. Papá me acarició la cabeza, señaló la foto de Julio Cortázar y dijo que todo eso (la música, el gato, los cuadros, los carteles y las luces puestas como estaban) parecía un cuento de Cortázar, que nos miraba desde la pared. Dijo eso, me abrazó fuerte y volvió a mirar al escenario. Yo no entendí bien, pero supongo que cuando lea esos cuentos voy a entender.

8.12.04

Soy Luly

Hola a todos. Soy Luly y tengo nueve años. En mayo del año que viene cumplo diez, cuando ya esté casi en la mitad de quinto grado. Mi mamá es periodista, siempre me lee cuentos y me ayuda a escribir, porque a mí me gusta mucho escribir, tengo un diario, tengo amigos por carta y desde hace poco escribo en una revista que se llama El interpretador (www.elinterpretador.com). Como mi hermano está cansado de encontrar cuadernos míos y papeles tirados me hizo este blogspot para que escriba todo acá. Así que creo que voy a dejar el diario un poco de lado.
Vivo con mi hermano, que tiene quince años, mi hermana Paula que tiene diecisiete, mi mami y mi papá, que es fotógrafo. Con ellos hago muchas cosas que después me gusta contar, por eso mi hermano (Agustín se llama) me dijo que escriba acá, porque es más fácil, aunque para mí todavía no es tanto porque en la compu no escribo tan rápido.
Nací en Bahía Blanca y vine a vivir a Buenos Aires este año, entonces no tengo tantos amigos como allá. Me llevo bien con los del grado, y además tengo un amigo que se llama Marcos. Es un amigo por carta, porque él me escribió después de que yo escribí algo en El interpretador y como yo estaba en Bahía Blanca nos hicimos amigos por carta. Después me vine a vivir acá, pero todavía no lo conocí, entonces nos seguimos mandando cartas, a veces algún mail, pero las cartas son más lindas y ahora que vivimos en la misma ciudad, llegan mucho más rápido. Mis hermanos me cargan cada vez que llega un sobre para mí, pero para mí que lo hacen porque a ellos también les gustaría que alguien les escriba. Les cuento sobre Marcos porque algunas cosas que le escribí puede ser que las copie acá y tienen que entender de qué hablo, no?
Ah, también vivo con el gato combotas, que es muy pero muy lindo.
Las primeras cosas que voy a poner acá es lo mismo que escribí para la revista, pero después va a ir cambiando, porque acá voy a poner todo, y para la revista escribo especialmente.
Bueno, chauuuuuuuu a todos. Pueden escribirme cuando quieran.
Luly