luly

Me llamo Luly, tengo diez años y paso a sexto grado. Soy de Bahia Blanca pero hace más o menos un año me mudé con mi familia a Buenos Aires. Mis papás se separaron así que tengo dos casas. Papá es fotógrafo, mamá es periodista, mi hermano Agustín tiene 14, mi hermana Paula tiene 18 y es insoportable, y está el Gato Combotas, así todo junto y con m, porque antes de la b larga va una m, es regla ortográfica.

25.1.05

De Valizas a Cabo Polonio: lobos marinos, médanos y mujeres en tetas.

Ayer volví de Uruguay. Estuvimos en muchos lugares, como por ejemplo un pueblito que se llama Valizas y que está cerca de otro pueblito que se llama Cabo Polonio. Ahí, a Cabo Polonio, fuimos caminando, una caminata de siete kilómetros, que dicho así no parece mucho pero es, si son como 70 cuadras. Además no fuimos por una calle como las de Buenos Aires o Bahía Blanca, fuimos por la playa y por montañas de arena que se llaman médanos. Encima, como papá fue con sus dos cámaras, paraba a cada rato a sacar fotos, primero con una y después con la otra.
El paisaje era lindísimo, Valizas se veía cada vez más chiquito y el mar se volvía más verde cuando nos alejábamos. La arena era dorada y muy finita, y como salimos bien temprano a la mañana podíamos ir descalzos sin quemarnos los pies. Antes de salir pregunté si era muy lejos y me dijeron que no. Cuando llegamos yo estaba muy cansada y me felicitaron porque caminé los siete kilómetros casi sin quejarme. ¡Yo no sabía que era tanto! Creo que fue la vez que más caminé en mi vida.
Cuando bajamos de los médanos para ir por la playa empezamos a ver lobos marinos muertos. Primero eran chiquitos, parecían bebés, a mí me dio mucha lástima. Después vimos otros más grandes, llenos de moscas alrededor y con un olor horrible que mi hermano Agustín dijo que es olor a muerto. Papá les sacaba fotos, no sé para qué quiere tantas fotos de lobos marinos muertos. Lo que no me gustó fue que no vimos ninguno vivo. Le pregunté a papá si los lobos estaban en extinción y me dijo que no, pero no sé si es verdad, quizá no me lo quiso decir para que no me ponga triste.
Cuando ya estábamos cerca vimos a algunos famosos. Yo no sé quiénes eran pero mamá le decía a papá: “mirá, ese es Germán Palacios” o “ese es Santamaría con su mujer embarazada”. Ahí pensé en la tía Ana, porque yo no los conocía (no debían ser tan tan conocidos) pero seguro que ella sí y que le hubiera encantado verlos, porque ella es así, le gusta estar cerca de los famosos, le gusta ser amiga de ellos, y a mí me divierte porque es tan linda, tan canchera… Ella me los hubiera presentado, no como mamá que lo único que hacía era codear a papá para que los mire y después criticar a la mujer de uno que andaba en tetas por la playa.
¡Qué cosa eso de andar en tetas por la playa! Yo sabía que en algunos lugares se usaba pero nunca lo había visto y ahí en Cabo Polonio había muchas que andaban así. Agustín estaba como loco, no dejaba de mirarlas y hablaba con papá. No pude escuchar qué decían pero seguro que hablaban de esas mujeres. Yo le pregunté a mamá si alguna vez ella había andado así y me dijo que no, que no le gustaba. Le pregunté por qué no le gustaba y no supo qué decirme, sólo dijo “porque no”. Así que no sé qué tiene de malo andar en tetas por la playa pero mucho no me gusta, no creo que cuando sea grande me guste ir así por la orilla, o jugar así con mis hijos, porque encima había muchas que andaban con chicos, y a mí me parecía un poco incómodo. En casa mamá no anda en tetas adelante de nosotros.
Llegamos y como estábamos muy acalorados de tanto caminar nos metimos los cuatro al mar y estuvo buenísimo. Después caminamos al centro de Cabo Polonio y a la tardecita volvimos a Valizas en una cuatro por cuatro que fue por los médanos. Yo tenía un poco de miedo porque Agustín se sentó en un asiento un poco más arriba que los demás y parecía que se iba a caer en cualquier momento. Ese día desde Valizas a Cabo Polonio fue el más cansador pero el más lindo. Estoy ansiosa por ver a la tía Ana y contarle todo, mostrarle las fotos y hablarle de los famosos. Además me quedaron algunas dudas sobre eso de andar en tetas y seguro que ella va a poder explicarme mejor.

1 Comments:

  • At febrero 27, 2005 1:58 a. m., Anonymous Federico de los Santos Griot said…

    Luly, muy lindo tu texto sobre los balnearios de nuestro departamento, te cuento que me llamo Federico, tengo 19 años y soy Director de Proyectos de la empresa que lleva el desarrollo del sitio destinoRocha.com, y buscando información en inet, llegué a tu blog.

    Sólo te escribía para decirte que no te pongas triste, jeje, los lobos no están en extinsión, sino que estaban en una isla a pocos metros de Cabo Polonio, hace una semana yo estuve en el Polonio y sólo pude ver a dos, por suerte vivos, pero uno de ellos al parecer estaba un poco enfermo.

    Bueno, nada más... espero que hayan pasado bien sus vacaciones por Rocha y vuelvan el año próximo.

    Saludos.

     

Publicar un comentario

<< Home